La empresa encargada de poner en marcha el proyecto condiciona la llegada a la ciudad a recibir las ayudas para proyectos de energía renovables que el Gobierno central ha eliminado. La empresa habla de generar 200 puestos de trabajo directos.

Imagen de la fábrica,antes de la demolición de las torres.

Las noticias que han llegado en los últimos días sobre la posibilidad de que una planta de generación de electricidad a partir de los residuos del olivar en parte de los antiguos terrenos de Holcim, no son nada halagüeñas. De hecho, los avisos que se han hecho desde la Junta de Andalucía y desde la propia empresa que se haría cargo del proyecto, Gestamp, indican a que todo está pendiente de que el Gobierno central comprometa con el proyecto las ayudas que en un principio se contemplaban.

Y es que la decisión del gabinete de Mariano Rajoy de eliminar las ayudas e incentivos a los proyectos de generación de energía renovable, hace que la implantación de la nueva empresa “sea mucho más complicada” según fuentes de la empresa. La semana pasada (mediados de febrero) el consejero de Innovación, Antonio Ávila, incluía la planta de Biomasa de Torredonjimeno, como uno de los 28 proyectos de energías renovables que están en peligro en la provincia al eliminarse estas ayudas.

Por su parte, la empresa ha asegurado a medios de comunicación provinciales que el proyecto para poner en marcha una planta de generación de energía eléctrica a partir de biomasa procedente del olivar y de montes de la provincia y otras limítrofes “sería inviable sin el régimen retributivo sobre ayudas a las energías renovables que el Gobierno central ha suprimido”.

La empresa alude a que terminó la tramitación de toda la documentación para poner en marcha el proyecto en diciembre de 2011, por lo que considera que no debería afectarles el recorte de las ayudas. Alude además a que ha acreditado con anterioridad a diciembre de 2011 que tiene los recursos técnicos y financieros (los 45 millones de euros que pretende invertir en la planta) para poder hacer realidad el proyecto lo antes posible, pero en todos los comunicados lo condiciona a recibir esas ayudas.

Sobre los datos concretos del proyecto en sí, Gestamp Biomass, que es nombre fiscal de la empresa estima (tal y como ha asegurado a medios provinciales) que puede generar más de cuatro millones al año de beneficio neto al erario público, crear más de 200 puestos de trabajo directos y mantener en buen estado más de 3000 ha al año de montes de la provincia de Jaén y limítrofes, además de evitar la importación de 50.000 toneladas anuales de carbón y la emisión de 120.000 toneladas anuales de CO2.

.