El Juzgado de lo Penal número 4 de Jaén ha condenado a un año y nueve meses de cárcel a un varón, Alfonso L.Y., por maltratar verbalmente en Torredonjimeno a su esposa y físicamente a su hijo menor de siete años de edad, una vez que éste comenzó a defender a su madre de los ataques a los que estaba siendo sometida .

Cartel de una campaña contra la violencia de género

Así, la sentencia relata que estos hechos tuvieron lugar cuando la pareja reanudó la relación tras un periodo en el que estuvo separada. En un principio, la relación fue bien, pero unos meses más tarde, cuando la víctima quedó embarazada de su segundo hijo, el acusado comenzó a tratarla despectivamente, llamándola frecuentemente “puta” y diciéndole “que se veía con otros hombres”.

De este modo, el acusado tenía amedrentada a la víctima, pues en múltiples ocasiones le decía “que como se marchara de la casa iba a ir a por ella” y, “que si entraba en la cárcel, cuando saliera la iba a matar y le iba a quemar la casa”, todo ello delante de los hijos de la pareja, menores de edad.

Esta situación provocaba que el hijo de la pareja, de siete años de edad, saliese constantemente en defensa de su madre, por lo que el acusado también adoptó respecto del menor una actitud permanente de menosprecio y humillaciones dirigiéndose normalmente al pequeño en términos tales como “hijo de puta”, “cabrón”, “tonto”, “gordo”, e incluso agrediéndole físicamente con pellizcos y patadas.

Según precisa el fallo en los hechos probados, a finales de 2008 y principios de 2009 se produjeron distintos episodios de violencia física por parte del acusado respecto de su hijo. Así, en Nochevieja de diciembre de 2008, estando el acusado en la casa de los padres de su esposa, sin motivo aparente, se dirigió a su hijo, que estaba viendo la tele en otra habitación y, para menoscabar su integridad física, le propinó una fuerte bofetada, siendo increpado por los familiares que se encontraban presentes.

Días más tarde, encontrándose Alfonso L.Y. junto a su familia, en el domicilio familiar, los hijos de la pareja tuvieron una regañina entre ellos y, cuando la misma había cesado, con el propósito de atentar contra la integridad física de su hijo, le dio un fuerte golpe en la espalda dejándosela marcada.

Por todo ello, el Juzgado de lo Penal número 4 de Jaén ha condenado a Alfonso L.Y. a un año y nueve meses de cárcel, por un delito de maltrato habitual, y a la prohibición de aproximación a una distancia no inferior a 200 metros y de comunicación con su esposa y con su hijo durante tres años, así como la entrada, estancia y residencia en el término municipal de Torredonjimeno durante otros tres años.

Además, el Juzgado le ha impuesto un total de 88 días de trabajos en beneficio de la comunidad por dos delitos de maltrato hacia su hijo menor de siete años. En concepto de responsabilidad civil, indemnizará a su mujer en su nombre y en representación de su hijo en 6.000 euros, cantidad que podrá abonar en un máximo de 12 mensualidades..