La sede local de Izquierda Unida acogió este pasado lunes una nueva rueda de prensa de la formación de izquierdas en Torredonjimeno con la única pretensión de aclarar el proceso de construcción de la depuradora. Un asunto polémico al que según esta formación no se le ve un final, tal y como ha detallado Mamen Barranco, coordinadora local de IU: “Fue en 2007 cuando se adquirieron los terrenos y nuevamente Torredonjimeno se queda fuera este año. 10 años que la Junta de Andalucía lleva riéndose y toreando a los toxirianos, por eso debemos denunciar esta situación”.

En la rueda de prensa estuvo acompañando a los actuales líderes de Izquierda Unida, tanto en el Ayuntamiento, como en la Asamblea local, el que fuera alcalde de la localidad Cosme Moreno, que recordó de su etapa política su relación con este asunto y lo que en 2009 le aseguró el gerente provincial de la Agencia Andaluza del Agua: “El proyecto de la depuradora está hecho y se encuentra en su fase de supervisión. En septiembre de 2009 nos dijo que iba a pasar a la fase de alegaciones y posteriormente a la fase de licitación, que las obras iban a comenzar a principios de 2010 para concluir en agosto de 2011. Una promesa que se quedó en eso, ya que nunca ha llegado”.

Antes, en 2007, la delegada de Medio Ambiente, Amparo Ramírez, ya denuncia Cosme Moreno “les amenazó con que se perdería la inversión de la depuradora si no proporcionaban unos terrenos para la construcción de la misma”. Unos terrenos que ellos compraron por casi 200.000 euros a un precio altísimo “para no perder la inversión”, apunta el ex alcalde, en una cita en la que nos cuenta estuvo también presente el actual delegado de Medio Ambiente, Juan Eugenio Ortega.

Una postura, la de Izquierda Unida, que se apoyó en todo momento de distinta documentación en un relato cronológico que continuó, también apoyado con documentos, el actual alcalde, Juan Ortega: “La depuradora no es una cosa que Torredonjimeno reclame por gusto, es algo que por ley corresponde a todos los municipios desde 2010, según el Boja, con un listado en el que estaba nuestra localidad entre una serie de municipios que ya tienen su depuradora terminada y en servicio”.

Ortega recordó que ya en junio de 2015, en la primera reunión con Juan Eugenio Ortega, se les dijo que el documento presentado por el equipo de Gobierno anterior del Partido Popular había paralizado el proceso. Ante eso Izquierda Unida piensa que pudo haber una “falta de voluntad política” en la que fue la primera barrera desde 2015. Después, Ortega enumeró lo  que considera unas declaraciones no muy acertadas del delegado actual ya recién nombrado: “El 19 de octubre de 2015 se supone que ya tenemos el proyecto de la depuradora pero en la presentación de los presupuestos de la Junta de Andalucía en Jaén se dice que el proyecto no se incluye en estas cuentas. Un año después, el consejero frena al delegado”.

“En febrero de 2016, Juan Eugenio Ortega afirma que se está a la espera de los terrenos y dice que en ese año se espera empezar las obras. Nosotros los terrenos los teníamos y el dinero liberado. Estamos en 2017 y nada, ni siquiera en los presupuestos”, incidió el Alcalde.

Una proyecto de depuradora que de nuevo el 2 de diciembre de 2016, según Izquierda Unida, el delegado insiste en que “está a punto, en la lista de preferencias de la Junta”, pero que ahora en febrero de 2017 han vuelto a escuchar como se espera para 2018. “Han entrado la de Baeza, Alcaudete, pueblos de población parecida al nuestro. Vimos con la llegada del nuevo delegado el cielo abierto pero nada…”, señaló Juan Ortega.

Esto ha provocado en los ciudadanos un clima de desencanto con la situación que el actual Alcalde cree que es debido a las palabras de Juan Eugenio Ortega. “Cada uno, en su puesto, debemos ser cautos a la hora de hacer declaraciones ante un tema tan sensible. Si no se puede nos callamos. Yo no se si es que la conexión con Sevilla, o sus ganas, le hacen adelantar cosas que luego no salen, pero cuando salga otra vez por favor que esté seguro”, añadió el de Izquierda Unida. Además, el actual Alcalde señaló que este tema le recuerda al del antiguo Centro de Salud: “aquí se tuvo que tirar la gente a la calle para pedir un pediatra, vamos a ver si no damos pie a esa movilización, aunque no me importaría”.

Critican desde Izquierda Unida de Torredonjimeno la falta de voluntad política de la Junta que no destina dinero para la depuradora de la localidad, a lo que se añade que el Ayuntamiento y todos los toxirianos hayan tenido que pagar desde 2011 por un canon de un servicio que no disfrutan, el de depuradora, más de 726 mil euros hasta diciembre de 2016. Además, a esto se añade el pago de una serie de multas por los vertidos, entre 6 y 7 mil euros anuales, una práctica habitual cuando no se dispone de este servicio de depuración de aguas y por la que desde Izquierda Unida también sienten una vigilancia “desigual” entre este municipio y los de alrededor. “Hay a quien no le agrada la conciencia medioambiental que tiene el Ayuntamiento de Torredonjimeno y que denunciemos lo mal que se trata el medio ambiente en Andalucía”, concluye el actual alcalde, Juan Ortega.