Seguimos la retransmisión por “streaming” de la gala de entrega de los premios nacionales ‘El Suplemento’ a la excelencia el pasado 21 de abril en el Hotel Westin Palace de Madrid. Entre otros, se premió a la Asociación Española Contra el Cáncer, a Bertín Osborne por su programa ‘En tu casa o en la mía’, a Los del Río, al doctor Villarejo, a los informativos 24h de Rtve, a la empresa Campiña Digital de nuestra ciudad y a más de una treintena de empresas y personas.

La sensación de orgullo y de admiración por una empresa joven y moderna de nuestro pueblo nos invadió toda la Gala, y más cuando vimos al resto de los premiados, gente de mucha “talla”, y comprobar como una empresa de “nuestro pueblo” estaba entre ellos. Valientes también las palabras de su director sobre los trabajadores, las empresas y las administraciones.

Pensábamos y pensamos que estas cosas no ocurren porque sí, ni son fruto de un golpe de suerte. No creemos que nadie de los premiados trabaje por un reconocimiento o por un premio, trabajan por sus sueños, por sus objetivos, por sentirse vivos y útiles. Pueden estar orgullos estos paisanos nuestros, y nosotros mismos de que gente así hayan nacido y creado su empresa aquí, generando empleo estable y de calidad.

Lo que entendemos menos es la actitud de los últimos ayuntamientos y del actual, sobre todos de sus alcaldes o alcaldesa, que de todo ha habido. Ni un apoyo institucional, no acompañarlos a ningún acto de los tres premios obtenidos en los dos últimos años, no asistir a la inauguración de Campiña Digital en Torredelcampo, donde se dieron citan las principales autoridades provinciales, empresarios, entidades financieras, gran parte de las empresas más representativas del sector en Andalucía. Unas actitudes difíciles de entender, y más si somos tosirianos y conocemos a las personas que forman Campiña, sobre todo a su director. El actual regidor no puede tener otro sentimiento hacia él, que no sea el de gratitud, cualquier otro sentimiento estaría fuera de lugar, sería difícil de entender e imposible de explicar.

Cuánto tiempo y cuánta gente tiene que pasar por este Ayuntamiento nuestro para que la sensatez, el interés general y el servicio público y no partidista aparezca en el salón de plenos, ¿cuánto tiempo tendremos que esperar?

Lo que sí sabemos con seguridad es que se pierden oportunidades de normalizar, de sumar, de crear pueblo, de tender puentes, de unirse…y se pierden por motivos tan extraños u oscuros que no se logran ver.

Firmado: Consejo Editorial Campiña Digital.