El ciclista toxiriano Javi Moreno, ahora en el conjunto Bahrain Merida, ha pedido disculpas en su cuenta oficial de twitter tras ser expulsado del Giro de Italia al término de la cuarta etapa por lo que los jueces de la prueba consideran una agresión a Diego Rosa (Team Sky) durante las primeras rampas de la popular ascensión al Etna. El jiennense ha pedido disculpas y ha añadido que el italiano le había agredido a él primero, aunque reconoce que su reacción “está muy mal” y se arrepiente profundamente.

El corredor toxiriano quiso, a través de un comunicado hecho público por su equipo, dar su versión de los hechos. “Mis compañeros de equipo y yo estábamos acercándonos a la última subida. El equipo Sky progresaba por la izquierda y (Diego) Rosa quiso coger la rueda de mi compañero colándose delante de mí. Cuando se dio cuenta de que yo no se lo permitía, me insultó y yo reaccioné empujándole provocándole, por desgracia, una caída”.

Tras reconocer su acción antideportiva y desafortunada, Moreno también ha querido “pedir disculpas por mi reacción y dejar claro que no era mi intención provocar la caída de Rosa. Me disculpo ante él, el equipo Sky y también ante mi equipo y los patrocinadores”.

El manager del Bahrain-Merida, Brent Copeland, reconoce que “se trata de una acción desafortunada ocurrida en un momento muy tenso”, pero aclara que “pese a todo, la reacción de Javier es inaceptable” y concluye que “en nombre de Bahrain-Merida pedimos disculpas a todos los afectados”.

Antes, el primero que quiso explicar lo sucedido fue Diego Rosa, que reconoció que hubo un contacto entre ambos “producido por los nervios propios del momento que atravesaba la carrera”.

Moreno participaba en la ruta italiana, una de las tres grandes, como gregario de Vincenzo Nibali, candidato a la victoria final. Además de la expulsión ha recibido una multa de 182 euros, según establece el reglamento de la UCI. Los comisarios de carrera, tras examinar las imágenes de televisión, excluyeron al toxiriano, que participaba en su segundo Giro.