Alrededor de una decena de participantes decidieron pasar la tarde del jueves en Torredonjimeno divirtiéndose con los tradicionales juegos de mesa, una forma de ocio que en los últimos años, sobre todo debido al aumento de otras formas de divertirse como los videojuegos, había descendido en número de practicantes. “Se están perdiendo estos juegos y es algo con mucha historia detrás con lo que la gente se ve las caras y se lo pasa muy bien”, argumenta Francis Cámara, técnico de Participación Ciudadana y Juventud del Ayuntamiento de Torredonjimeno y organizador de esta actividad cuyo nombre es Play Time y que se va a desarrollar en el Centro El Olivo todas las tardes de jueves de los meses de julio y agosto, de 7 a 9, y que está abierta para todas las edades, desde niños a mayores. “Pretendemos pasar unas tardes diferentes, divertidas, amenas y que todos nos lo pasemos tan bien como hoy. Parece que a priori los juegos solo sirven para echar unas risas, pero sirven para también relacionarse, conocerse y entablar lazos de amistad”, explica Cámara.

Juegos de mesa que están teniendo auge entre distintos sectores de la población en nuestro país y que han crecido en variedad en los últimos tiempos. “Son juegos de mesa que pretendíamos que no fueran los típicos, aunque también tenemos el ajedrez o el parchís. Hemos comprado juegos más didácticos, básicos, pero en los que se ejercita por ejemplo la imaginación”, señala Francis Cámara. Así, además de los tradicionales, estos  toxirianos disfrutaron de juegos de habilidad o ingenio, buscando la diversión en las tranquilas tardes de jueves que siempre trae un verano.