El baloncesto inunda estos días las instalaciones del polideportivo Matías Prats con el desarrollo del campus de verano del Club de Baloncesto Toxiria. Cerca de una treintena de niños y niñas desde los tres a los doce años participan en esta iniciativa en la que el objetivo es dar a conocer el baloncesto a través diferentes dinámicas de juegos y actividades donde el balón es el principal protagonista.

No se trata de un campus al uso, ya que el objetivo es que los chicos y chicas disfruten de este deporte aunque sin llevar a cabo una enseñanza específica de las técnicas de baloncesto, sino más bien provocando el interés de los niños a través de la diversión. Son muchos los pequeños que una vez concluye este campus, se animan a enrolarse en las filas del CB Toxiria. Una actitud que enorgullece a los responsables del club toxiriano. Uno de los monitores responsables de la actividad, José Mármol, afirma que “nosotros lo que queremos es que los más pequeños se inicien en el baloncesto para ver si les gusta y quieren seguir. Queremos que el club siga creciendo”.

Pero no todo será únicamente baloncesto, los menores participantes también disfrutan durante la jornada de los viernes de visitas a la piscina municipal para generar el mejor ambiente posible entre monitores y alumnos. De igual manera, siempre que sea posible, los organizadores también tiene previsto que los niños y niñas puedan disfrutar en los próximos días de una visita al Castillo de Torredonjimeno.