Los vecinos del Barrio de San Roque de Torredonjimeno, y más concretamente los residentes en la Plaza del Descubrimiento, han logrado que las administraciones satisfagan sus demandas tras el deterioro que presentaban tres bloques de este rincón de la localidad en el que se han invertido 130.000 euros. El mal estado en el que se encontraban los pilares de estos edificios provocó que se tuviera que actuar para evitar un posible desalojo de las viviendas. Los trabajos ya se encuentran en su recta final y el delegado territorial de Fomento y Vivienda, Rafael Valdivieso, ha visitado el estado de las obras junto al alcalde de Torredonjimeno, Manuel Anguita. El responsable provincial de Fomento y Vivienda remarcaba que “hoy es un día de los que gusta venir a  una obra porque se solucionan problemas con nombres y apellidos. Tenían un edificio en un grado de deterioro muy importante y había que dar respuesta a estas demandas”

Esta reforma, muy necesaria dada la gravedad del estado en el que se encontraban los inmuebles, satisface una demanda vecinal que desde el consistorio toxiriano se trasladó a la Consejería de Fomento y Vivienda de la Junta de Andalucía. Las tareas han estado centradas en erradicar el problema de humedad que existía en los edificios, causado por la zona de bajantes y el cual se ha mejorado con un nuevo sistema de canalización de aguas. Aunque las obras concluyan próximamente “quedan unos pequeños flecos, que desde el ayuntamiento le vamos a trasladar al delegado para que se ejecuten. Estamos contentos con que se haya dado solución al problema de los vecinos de esta comunidad”,

Una obra, que una vez finalice, permitirá que los vecinos de la plaza del Descubrimiento puedan eliminar la inquietud con la que vivían dese hace un año.