Jaén ha sido el escenario escogido por la Junta de Andalucía para que se celebrase el Consejo Andaluz del Olivar, el cual ha coincidido con el desarrollo del Consejo Provincial del Aceite. Sobre la mesa la Xylella fastidiosa, que se ha convertido en la principal preocupación que tienen hoy en día los agricultores del campo jiennense. El Consejero de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Rodrigo Sánchez Haro, ha estado presente en esta reunión del sector oleícola para dar a conocer las diferentes medidas que desde la Junta de Andalucía se están llevando a cabo desde el año 2014, año en el cual la administración autonómica inició el trabajo para la prevención de esta bacteria. Tras detectarse el primer caso de Xylella en España, se han activado los protocolos necesarios para evitar que se reproduzcan casos de este tipo en el territorio andaluz. El consejero ha expuesto que desde Andalucía se llevarán a cabo “todos los esfuerzos que sean necesarios y más para prevenir y, en su caso, atajar una hipotética presencia de la Xylella fastidiosa en la región”.

Un encuentro en el que se han plasmado las acciones que desde la administración autonómica se han puesto en marcha para prevenir y combatir los posibles peligros de esta bacteria. La convocatoria de la mesa vegetal la pasada semana, seguida de la reunión del comité científico o reuniones con altos mandos de la Guardia Civil para combatir viveros ilegales han sido algunos de los puntos a tratar en la reunión del consejo. En este sentido, el presidente de la Diputación Provincial de Jaén, Francisco Reyes, ha apelado a “la coordinación de las distintas administraciones y a la implicación del sector para, de manera preventiva, evitar que esta bacteria llegue al olivar de Jaén o a otros cultivos susceptibles de ser atacados”.

En caso de producirse algún caso de Xylella, los responsables políticos han pedido al Ministerio de Agricultura que equipare de igual forma las diferentes indemnizaciones para que no se den agravios comparativos entre unas regiones y otras.