Primer test de pretemporada para Unión Deportiva Ciudad de Torredonjimeno tras las primeras sesiones de entrenamiento del equipo de Manolo Chumilla. El resultado fue de empate a uno entre Torredonjimeno y Fuensanta CF en un choque típico de pretemporada, en el que se dejó notar la falta de rodaje de ambos conjuntos.

Las acciones del juego no se caracterizaron por la rapidez y las imprecisiones en los pases fueron la nota dominante durante gran parte del encuentro. Las dimensiones reducidas del terreno de juego obligaron al Torredonjimeno a un excesivo uso del juego en largo, logrando ser demasiado previsibles en las acciones ofensivas. Sin posibilidad de encontrar excesivos espacios, las ocasiones de gol para los tosirianos llegaban pero no se materializaban o no se encontraba al futbolista concreto para el remate. El dominio era prácticamente para el cuadro rojiblanco frente a un Fuensanta que aprovechaba las salidas a la contra y los disparos lejanos para crear peligro.

Se adelantaban los locales con una acción a balón parado. El lanzamiento de un saque de esquina cogía desprevenida a la zaga tosiriana, que demostró síntomas de pasividad propios de las fechas de pretemporada. La respuesta vino con el gol del empate, anotado por Carrillo, que culminaba un contragolpe dirigido por Zapa. Precisamente estos dos futbolistas fueron los más activos en el cuadro rojiblanco.