Una de las campanas de Santa María ha caído sobre uno de los vehículos estacionados en las inmediaciones de la parroquia, concretamente en la zona de la puerta de Los Dolores. La campana de San Pedro y San Pablo estaba situada en la cara de la torre que da a uno de los tejados. La ruptura del soporte ha provocado que la campana cayera sobre el tejado precipitándose posteriormente a la plaza de Los Dolores impactando contra el coche, propiedad del Sacristán de la iglesia de Santa María.

Aunque en estos días esta zona es una de las más transitadas de la localidad con motivo de la Novena que se celebra en honor de Nuestra Señora de Consolación, afortunadamente sólo hay que lamentar los daños materiales provocados al vehículo y los propios del desprendimiento de la campana en la iglesia de Santa María. No es la primera vez que ocurre un suceso similar, ya que en anteriores fechas se producía la caída del badajo de otra de las campanas aunque en aquella ocasión esta pieza caía sobre la plaza de Santa María.