Gustavo Higueras

Estimado lector, me llamo Gustavo Higueras Nieto, soy Técnico en Aceites de Oliva y Vinos y actualmente, desarrollo las tareas de Director Comercial en Campiña Digital, empresa de telefonía, televisión, prensa escrita y digital, que presta sus servicios en Torredonjimeno, Torredelcampo y Jamilena, localidades a las que en breve, se sumarán los municipios de Andújar y Marmolejo y a la que quiero agradecer la oportunidad que me brinda, de poder crecer profesionalmente en un tarea que me apasiona: colaborar en el desarrollo de las personas con las que comparto la ilusión de hacer de Campiña Digital un lugar ideal en el que trabajar, pero bueno, de lo que quiero hacer en esta tarea ya le iré informando en otras secciones; así es que vamos a lo que nos atañe en esta sección y con este primer artículo, que no es otra cosa que nuestro maravilloso olivar.

Es un enorme placer para mí poder dirigirme a usted con el objetivo de compartir el amor que siento por los Aceites de Oliva Vírgenes Extra y en la misma proporción, el que siento por “nuestros olivares”. Así es, ha podido leer que me refiero al olivar de Jaén como “nuestro” pero si le pasa como a mí, que no tengo ni un bonsái, puede que haya pensado que el olivar, con el que además convive a diario, no vaya con usted, o aún peor, que como no tiene, pues que no le repercute en nada pero también y en cierta medida, puede ocurrir lo contrario; es decir: que tenga olivar, que viva de él o al menos lo intente, de tal forma que piense que su labor es cultivar de manera rentable y que su compromiso, termina cuando entrega el fruto que cultiva a su cooperativa o fabrica privada para extraerle su zumo, creyendo que esa decisión ha cumplido con sus responsabilidades hacia la economía de sus vecinos.

Nos guste o no, tengamos o no olivares o relación con el sector de los aceites de oliva vírgenes (aunque lo iré explicando en futuros artículos, quiero aclarar que en Jaén no elaboramos aceite de oliva y sí aceites de oliva vírgenes), a todo Jaenero le debe preocupar lo que ocurre en el sector: si llueve o no, qué sabemos de nuestros maravillosos zumos, qué está pasando en el mundo con respecto al sector, quienes son nuestros competidores, etc.

Pero el sector de Jaén también tiene una responsabilidad con los jaeneros, ya que si es nuestro principal recurso, porque lo es, debería preocuparse por generar más empleo en una provincia que se nos “muere poco a poco”. Darle un giro a la tradición y al aprendizaje empírico es un camino lento y en ocasiones desesperante, tanto, que a muchas personas les lleva al abandono y lo que con esta humilde sección pretendo, junto con mi colaboración en Radio Torredonjimeno y las que vengan dentro de Campiña Digital, es precisamente mantener al ánimo alto porque con nuestro tesoro: “nuestro” AOVE Picual, es muy fácil hacerlo cuando conoces todo lo que hay a su alrededor y todo lo que con él se puede desarrollar.

entas, en esta humilde sección podrán encontrar con cada publicación un poquito de formación y por supuesto, en qué situación está el sector, porque como por todos es bien sabido: “la información es poder y ayuda a tomar las mejores decisiones”.

Saludos, le deseo que sea muy feliz y le invito a consumir AOVE porque su salud se lo agradecerá.