Nacho Ortega

Hace unos meses, allá por el mes de abril, escribí algo en estas páginas sobre la Romería de la Virgen de la Cabeza. Mostraba un poco la diferencia entre la romería de allí y la nuestra y, además, llamaba a intentar tomar decisiones que beneficiaran a nuestra romería y no al contrario como bajo mi punto de vista se estaba haciendo hasta ahora. Hoy, en el mes de septiembre, lo mismo que digo las cosas negativas y lo que creo que se hace mal, que es lo más fácil, quiero decir que de una vez por todas, tendremos una romería real. Parece que han escuchado al pueblo, y parece que el cambio es positivo para todos. ¿Qué es lo que falta ahora? La respuesta del pueblo.

Desgraciadamente, estamos viviendo en nuestro país un tiempo lo suficientemente oscuro por culpa del terrorismo como para pararnos a plantear la vida desde un punto de vista algo más bondadoso y por supuesto, ver el lado importante de las cosas. ¿Qué tiene que ver? Mucho. Las pequeñas cosas son las que mueven las grandes, por lo que, llamo y animo a que Torredonjimeno se una y disfrute de unas bonitas fiestas en fraternidad. Disfrutemos nuestra romería, la que pedíamos, con nuestros amigos y familiares y démosle sonrisas al mundo. Qué mejor forma que hacerlo en este tipo de ocasiones. Creemos que eso no cambiará nada, pero eso no es así. Brindemos por aquellas personas que han sufrido estos ataques en el pueblo hermano de Cataluña, donde además hay decenas de tosirianos. Disfrutemos de nuestras bonitas fiestas en armonía y ya que el mundo parece que no quiere, que al menos Torredonjimeno llene de sonrisas estos tiempos de oscuridad. Demostremos que los tosirianos, sabemos estar en los peores momentos para sacar los buenos desde lo más hondo de nosotros si hace falta. Brindemos por los buenos momentos, que como bien se suele decir, los malos ya vendrán solos. ¡Viva la Virgen de Consolación y feliz romería!