Viva Torredonjimeno desvelaba hace una semana la paralización del concurso oposición para cubrir dos plazas de Policía Local y una de Subinspector en el Ayuntamiento de Torredonjimeno. Tras conocerse este hecho, desde Izquierda Unida comparten la decisión tomada por el primer edil toxiriano, Manuel Anguita, aunque su portavoz, Juan Ortega, piensa que de haber certezas de irregularidades debería haberse acudido a la Fiscalía: “Mi grupo cree que si hay indicios o certeza que se vaya donde se tiene que ir, que es a la Fiscalía. En caso de no ser así, el proceso debería haber seguido su curso. Como todo el tribunal ha estado acorde, nosotros acatamos lo que han dicho los técnicos”.

El presidente del tribunal, el secretario del Ayuntamiento, así como otros miembros del tribunal, determinaron en un informe que se estaba comprometiendo la imparcialidad del proceso. Ortega añadía que “nuestro grupo lo que queremos es que cuando se tome una medida de esta índole, la cual respetamos, que sea porque haya certezas. Si hay certeza donde tenemos que ir es a los tribunales”.

En el caso de la plaza de subinspector, uno de los dos candidatos presentó una recusación contra dos miembros del tribunal, lo que terminó provocando la dimisión del presidente, el secretario del Ayuntamiento, y de la presidenta suplente, en este caso la interventora municipal. El portavoz de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Torredonjimeno explicaba que “uno de los dos aspirantes recusó, a mi me extraño mucho, a dos miembros del tribunal no sé si por manifiesta enemistad con él o por supuesta amistad con el otro aspirante. No entendemos esa recusación, pero se atiende como es normal”.

Una paralización que ha provocado el descontento en el grupo municipal de Izquierda Unida, que atiende la recusación del candidato pero no la comparte: “En nuestro grupo diferimos de esta recusación y así se lo hemos hecho llegar al secretario porque lo que tenemos claro. Lo quiero dejar de forma nítida, si hay dudas, indicios o se cree que hay cualquier tipo de filtración, hay que demostrarlo y por lo tanto se paraliza el proceso. Pero hay que ir donde se tiene que ir. Nosotros queremos que se llegue hasta el final”.

Por último, Juan Ortega, que es primer  teniente alcalde del Consistorio toxiriano, lamenta que los procesos de selección de personal estén siempre rodeados de rumores sobre los candidatos. A este respecto, Ortega apunta que “es muy dado en este pueblo, siempre haya esas suspicacias incluso antes de convocar las plazas haya rumores, como por ejemplo en las de limpiadoras de colegios, en redes sociales decían quienes eran las que iban a ser seleccionadas”.

Por el momento, el procedimiento continúa paralizado a la espera de conocer cuáles serán los próximos movimientos administrativos del Equipo de Gobierno.