El fin de semana ha convertido el casco histórico de Torredonjimeno en una pequeña ciudad medieval en la que los mercaderes han ofrecido sus mejores productos. La decimoquinta edición de la Fiesta Medieval Visigoda ha reunido un año más a vecinos y vecinas en el centro del municipio para disfrutar de los talleres y el mercado medieval. El alcalde toxiriano, Manuel Anguita, subrayaba que “la diversidad de actividades ha permitido reflejar a todos los sectores de población, hemos dado cabida a todos y creo que hemos cumplido el objetivo”.

A lo largo del fin de semana, ha habido oportunidad para que pequeños y mayores puedan participar en actividades como la ludoteca, el campamento infantil o el cuentacuentos, sin olvidar los talleres de alfarería, reparación de cotas de malla o acuñación de monedas. Por su parte, el concejal de Cultura y Festejos, Francisco Ureña, destacaba que el programa de actividades “era un programa muy participativo para disfrutar de todos los talleres. Era nuestra intención, invitar a todos y a todas a participar”.

Además, no han faltado las exhibiciones de cetrería y vuelo con aves rapaces y los espectáculos de danza, acrobacias y música.