Tras trece jornadas, la Unión Deportiva Ciudad de Torredonjimeno ha logrado sumar su primer triunfo como visitante. Ha sido en su visita a la cancha del Juventud de Torremolinos con un primoroso encuentro de los jugadores rojiblancos. Una de las actuaciones más destacadas de los hombres de Chumilla durante esta temporada ha sido determinante para que los tosirianos hayan roto su racha de derrotas y empates lejos del Matías Prats.

En los primeros instantes el choque se mantenía igualado aunque con mayor protagonismo para el Torredonjimeno que puso sobre el césped su mejor intención para doblegar a su rival cuanto antes y evitar cualquier sorpresa. Fue precisamente el cuadro tosiriano el primer en abrir el marcador pero el colegiado entendió que Carillo se encontraba en posición ilegal a la hora de anotar y el tanto quedaba invalidado. El calor hizo acto de presencia durante todo el día, y obligaba a detener el partido cuando se cumplía la media hora para que los jugadores tuvieran la oportunidad de beber agua y refrescarse.

Después de ese parón, Carrillo pudo hacer el primer gol pero un defensor impidió el tanto del delantero rojiblanco sacando el balón prácticamente bajo palos. Esa ocasión desató un vendaval de llegadas de los tosirianos a la meta local. Juan Carlos con un potente disparo obligó a Jorge Martín a desviar a saque de esquina. Volvía a intentarlo Juan Carlos minutos después pero en esta ocasión su remate se estrellaba en el palo. Repitió Juan Carlos con otro acercamiento peligroso y otra vez apareció el cancerbero del Torremolinos para desviar su lanzamiento con el pie. Antes del descanso, Carrillo rozaba nuevamente el gol pero su vaselina se marchaba demasiado elevada por encima del larguero.

Al descanso se llegaba con el buen sabor de boca la superioridad ofensiva de los rojiblancos pero con el apartado negativo de la falta de puntería en los momentos decisivos. Al regreso de vestuarios, Carrillo era zancadilleado por un rival provocando la expulsión de Argüello. Con un hombre más sobre el campo, Adri intentó sorprender al portero local pero su disparo lo detenía con una gran intervención Jorge Martín. A la siguiente ocasión, el guadrameta del Torremolinos no pudo hacer nada para evitar lo inevitable, el gol de Carrillo para poner por delante al Torredonjimeno.

Todavía pudo ser mayor la ventaja cuando Juan Carlos inició una buena acción de ataque que Adri se encargó de finalizar con un lanzamiento que se marchaba al larguero. Los rojiblancos aprovechaban su superioridad numérica y rondaban el segundo gol en cada acercamiento al área rival. Ya en la recta final, Juan Carlos provocó un penalti que él mismo se encargó de transformar para ampliar la distancia. Cuando ya se cumplía el tiempo reglamentario, Amaya anotaba para los locales colocando el 1-2 definitivo.

Aunque ha tardado en llegar, el Torredonjimeno ya ha eliminado esa losa que le perseguía en este primer tramo de competición en el que todavía no había logrado sumar una victoria fuera de casa. Ahora ya ha dejado atrás esa etapa y puede continuar creciendo como equipo para seguir mostrando la imagen tan positiva que mostró en la mañana de este domingo frente al Juventud de Torremolinos.