La elíptica es una máquina cada vez más utilizada que ha ganado gran popularidad en los últimos años. Se ha convertido en una herramienta indispensable en los centros deportivos, así como también en clínicas de fisioterapia y hospitales debido a su gran utilidad en la mejora de la condición física y la salud. También cada vez es más común en el uso doméstico. La elíptica, al igual que otros aparatos como la bicicleta, la cinta de correr y el remo, son herramientas diseñadas para el entrenamiento aeróbicoo más comúnmente conocido como el trabajo cardiovascular. Durante la ejercitación sobre una máquina elíptica a diferencia de la bicicleta y el remo,se produce un trabajo conjunto de miembro inferior y superior, ya que además de dos pedales se disponen dos agarres para las manos, a partir de los cuales también pueden aplicarse fuerzas para complementar la impulsión de las piernas.

Una de las ventajas que tiene la utilización de esta máquina es que con ella apenas se produce impacto en las articulaciones. En la carrera sin embargoel impacto es bastante mayor, por tanto, esta herramienta es óptima para personas con obesidad, con limitaciones ortopédicas o para aquellos individuos lesionados y/o sometidos a una rehabilitación del tren inferior, etc.Además, es de interés mencionar que otra ventaja es que la actividad muscular de los glúteos es mayor durante el ejercicio en elíptica que durante la marcha.

Con respecto al coste metabólico cabe decir que durante la carrera es algo más elevado. Sin embargo, el ejercicio en elíptica por lo general tiene un mayor gasto calórico que un trabajo en bicicleta y en remo. Esta máquina es una herramienta a tener en cuenta y con una serie de aplicaciones prácticas importantes, no obstante, todo depende del uso que se le dé y, en este caso, no se debería de abusar de este tipo de ejercicio aeróbico ya que hay algunas desventajas y problemas a tener en cuenta.

La cinemática dada en el uso de esta máquina difiere de la llevada a cabo en la marcha o la carrera y pueden ocurrir efectos negativos en la columna lumbar. En cualquier tipo de ejercicio físico o en cualquier actividad de la vida diaria ha de respetarse enormemente la postura natural del cuerpo y sobre la elíptica no se respetan las curvaturas naturales de la columna vertebral.  Se produce una flexión excesiva de la columna lumbar, es bien sabido que esta postura aumenta las presiones intradiscales y puedenprovocarse daños en el disco intervertebral y/o dolor lumbar. Además, también se producen un exceso de fuerzas de torsión o rotacionales, la cuales también son perjudiciales. Por tanto, el abuso de este tipo de movimiento puede no ser aconsejable. Una mayor intensidad provoca aumentos en estas fuerzas de flexión y rotación de la columna.

Aunque la máquina elíptica este diseñada para la ejercitación conjunta o concurrente de brazos y piernas muchos usuarios no usan los mangos y pueden ir a mano alzada. También estas máquinas disponen de unos agarres centrales que se encuentran a la altura de la cintura y que a diferencia de los otros agarres, solo sirven para dar sustento, apoyo y estabilidad. Según cual sea la colocación elegida, las fuerzas de flexión y rotación son diferentes, pero aun siendo un tipo de agarre u otro, daños en la columna lumbar son producidos.

Mi recomendación es que si se quiere realizar un trabajo aeróbico se alterne el uso de esta herramienta junto con la bicicleta, la carrera, el remo o por supuesto, la natación. La elíptica no debería ser de uso diario y estancias mayores a los 20 minutos no son recomendables. Es habitual apreciar como gran cantidad de personas y, sobre todo mujeres, pasan horas y horas en este tipo de máquinas. Como profesional en Ciencias del Deporte desaconsejo por completo esta dinámica de entrenamiento. Si quieres mejorar tu físico y salud como mínimo un 50 % del tiempo debería dedicarse a trabajar la fuerza (pesas). El trabajo cardiovascular debe ser un complemento y no la base para la mejora de la composición corporal. Pero si eres un deportista de resistencia lesionado y quieres mantener la forma (no puedes correr pero sí hacer otras cosas) o porque simplemente te gusta y necesitas el ejercicio aeróbico como rutina, intenta al menos variar la elíptica con los demás instrumentos comentados anteriormente.