El alcalde de Torredonjimeno, Manuel Anguita ha trasmitido su preocupación por “la situación de estancamiento que se está produciendo en un tema tan importante como es el abastecimiento de agua dentro del consorcio que nosotros estamos que es el Víboras Quiebrajano”. Así, el alcalde ha reivindicado una solución por parte de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir “que no se alargue y que se intervenga a corto plazo”.

Anguita se ha referido al estado de las conducciones en alta del sistema del Víboras ya que, se han hundido dos de las tres que abastece a casi los 60.000 habitantes de las localidades que componen este consorcio: Torredonjimeno, Torredelcampo, Jamilena y Martos.

Debido al deterioro de las infraestructuras, actualmente es sólo una canalización la que está abasteciendo a la planta de Martos que es la encargada de distribuir agua a los tres municipios.

“Por el deterioro de las infraestructuras es un problema en varias vías: la posibilidad que puede existir porque la única mina que queda no está en buenas condiciones, de que también se derrumbe y la población se quedaría desabastecida de agua para el consumo humano”, aseguró el alcalde.

“Tenemos que tener en cuenta que Diputación se ha puesto en contacto con la empresa que era concesionaria de esta distribución para hacerse cargo de esa concesión, porque ha terminado el contrato y se ha vuelto a sacar una nueva licitación, pero Diputación quiere gestionarlo pero se tienen que arreglar antes las infraestructuras. Hemos tenido varias reuniones una en el mes de junio pero no tenemos respuesta”, indicó Manuel Anguita.

Actualmente las competencias de las instalaciones las tiene la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir. Este medio se ha puesto en contacto con este organismo pero no ha sido posible la  atención para obtener una respuesta.

Precio del agua

Manuel Anguita también se refirió a que debido al estado de las infraestructuras “a Torredonjimeno le cuesta el agua muchísimo más cara que otras poblaciones”. “Nosotros no disponemos de veneros para poder inyectar agua al consumo humano, otras poblaciones como Martos sí que tienen esa posibilidad”, explicó el alcalde.

“Si esa mina tomara el mismo rumbo que las otras dos, Martos, Jamilena, Torredelcampo y Torredonjimeno se verían sin tener la posibilidad de tener agua para el consumo humano. Eso en el siglo XXI no se me pasa ni por la cabeza”.