Una crónica de Juan Luis Ortega Afortunados fueron los aficionados que al final se decidieron a subir al Matias Prats, en una tarde realmente desapacible,  para presenciar un partido que en la previa, sin duda alguna, prometía fuertes emociones. Se enfrentaban...